domingo, 20 de mayo de 2012

Salida con SEO/BirdLife a la ribera del Pisuerga

Ayer fuimos con la SEO a la zona de Aguilar de Campóo, nuevamente bajo pronóstico de lluvia. Ésto no evitó que se apuntase bastante gente y que el mal tiempo nos diese alguna que otra tregua.

Corvio

Comenzamos en Corvio. Mientras unos pasaron al interior de la iglesia para admirar su belleza otros esperaron fuera deleitándose con las aves del lugar: golondrinas, ruiseñores, cigüeñas, etc.

Golondrinas comunes

Cigüeña blanca

Después nos pusimos en marcha, dando un largo paseo por zonas de campos, matorral, afloraciones rocosas y arbolado disperso en las que disfrutamos de especies poco comunes en nuestra tierra.


Al poco de empezar nos pasó volando a poca distancia un hermoso ejemplar adulto de alcotán, sin duda una de las mejores observaciones del día. Las aves que estábamos viendo en esos momentos eran trigueros, acentores y alondras.

Alcotán europeo


Triguero

Alondra común

Consultando la guía de aves

 Otra de las estrellas de la jornada fue un bisbita arbóreo que nos tuvo bastante entretenidos con su vuelo ascendente y su famoso descenso "en paracaídas" que realiza a la vez que canta.

Bisbita arbóreo

Grabé un vídeo de éste pequeño espectáculo, aunque sólo saqué un poco del final (unos tres segundos del "paracaídas").

Descenso "en paracaídas" del bisbita arbóreo que realiza a la vez que canta
 
La necrópolis del lugar también nos hizo apartar la atención de los pájaros.
 
Necrópolis de Corvio
 
El resto de aves de este recorrido fueron escribanos cerillos, tarabillas, milanos, arrendajos, tres tipos de curruca (carrasqueña, zarcera y capirotada), abubilla, cuco y otro protagonista, el mosquitero papialbo.
 
Tarabilla común
 
Mosquitero papialbo
 
Estos renacuajos que encontramos en una pequeña charca seguramente pertenezcan al coro de ranas que cantaban no lejos de allí.
 
Renacuajos de ¿rana común?
 
Sin previo aviso, a medio camino, se puso a llover con ganas. Sin embargo íbamos preparados y de camino al pueblo continuamos disfrutando de lo que la naturaleza nos ofrecía: huellas de corzo, jabalí y tejón, letrina de zorro, avistamiento de  una corza y, sobretodo, flores para dar y tomar, destacando distintas especies de orquídeas. Gracias Olga por prestarme tus fotos.
 
Orchis morio

Ophrys lutea
  
Muscari comosum
   
Escabiosa
 
Una vez en Corvio gracias a la gran hospitalidad de Angelines y Juan, que tienen casa en el pueblo, nos resguardamos en su vano para comer bien a gusto y tomar un café a la espera de que la lluvia amainase. Mientras tanto, un lejano bando de grullas sobrevolaba el cielo dirección norte.
 
 
El siguiente enclave era Aguilar de Campóo, desde donde partimos a lo largo de la orilla del río hacia la presa del embalse, un recorrido marcado por las choperas y bosque de rivera.
 
 
Entre los innumerables hirúndidos que sobrevolaban el río detectamos un ejemplar de avión zapador. Posteriormente se posó en un cable pasando casi inadvertido entre unas golondrinas. 
 
Avión zapador
 
El cielo se despejó para nuestra sorpresa, y durante el intervalo de tiempo que duró este recorrido el sol nos calentó y permitió un mayor disfrute de la salida. 
 
Ánades reales
 
Fueron muchas las especies vistas. Pito real, picapinos, papamoscas gris, escribano soteño, curruca capirotada, lavanderas, mirlos acuáticos (muchos jóvenes del año) y uno de los objetivos del día, la oropéndola.
 
Lavandera blanca
 
Mirlo acuático (juvenil)
 
Una vez en la presa disfrutamos de más aves ripícolas y forestales. Cuando nos dispusimos a regresar observamos sobre nuestras cabezas un águila calzada.
 
 Presa de Aguilar

Águila calzada
 
A lo lejos veíamos que se avecinaba una gran tormenta, por lo que la mayoría de la gente decidió que las observaciones del día habían sido suficientes y se fueron de retorno a casa. Los pocos valientes que quedamos aprovechamos hasta el último momento para hacer una breve visita al Cañón de la Horadada.
De camino comentábamos la ausencia de aguiluchos durante la jornada cuando avistamos a lo lejos un bonito ejemplar de aguilucho cenizo melánico.
 
Cañón de la Horadada
 
Con la tormenta casi encima, observamos buitres leonados, aviones roqueros, chovas, grajillas y demás volando a lo largo de la gran cortadura rocosa. Llegamos al coche justo a tiempo antes de que comenzase a diluviar. 
 
Buitre leonado
 
Chova piquirroja
 
Al salir del cañón localizamos posado a poca distancia, en un campo de cereal, un macho de aguilucho cenizo aguantando estoicamente el chaparrón.
 
Aguilucho cenizo

7 comentarios:

  1. Una buena lista de aves. Hay que salir al monte siempre, llueva o haga sol. Nunca sabes donde puede estar la sorpresa. Y un paseo en buena compañia siempre es agradable.

    Saludos Juankar.

    ResponderEliminar
  2. Buena salida, y eso que os jugasteis el acabar hasta arriba de agua. Mereció la pena...
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. ¡Menudas salidas os marcais Alberto! cantidad de especies en un marco inmejorable y acompañado de buena gente. Una pena el tiempo lluvioso y la mala luz para las fotos.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Que bueno Alberto, como aprovechais esas salidas llueva o haga sol, una buena forma de hacer amigos y cambiar impresiones, al cenizo le has pillado ole ole, ya me contaras de que parte de cantabria venís exactamente, gracias.
    Saludos, Lolo

    ResponderEliminar
  5. que buenas salidas te montas! aparte de la jornada en si por especie me quedaria con el cerilllo, no veo uno hace tiempo.....
    Lo de SEO Navarra, hay conversaciones, quietas pero a ver que sale.....esto en Navarra esta muuuuy politizado y divido, quien lo iba a decir!
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
  6. maravillosa salida
    que variedad de aves
    preciosas fotos
    lo siento no pude pasar por tu blog estos días porque tuve problemas con el blog
    saludos

    ResponderEliminar
  7. ¡Menuda salida primaveral!
    ¿Os dejásteis algún ave por ver?
    Muy buena captura la del cenizo aguantando el chaparrón.
    Un saludo desde Pucela.

    ResponderEliminar